WACKEN 2009 (4ª parte): Tercer día

Ya en la última jornada, el cansancio se adueñaba de nuestros desfasados cuerpos, y a esas alturas el cansancio conduce inevitablemente a la pereza, por lo que esa mañana elegí desayunar como un señor frente a la opción de ir a ver a EINHERJER y/o a SUIDAKRA. Pove por su parte quería ver a estos últimos lloviera o nevase, así que fue en calidad de "corresponsal" en aquel frente mientras yo buscaba en el macuto y por los puestos de comida algo que llevarme al estómago. A la vuelta trajo consigo esta breve reseña de lo acontecido en el Party Stage:

"Tras madrugar en vano, y quedar atrapado en las primeras filas de Napalm Death la mañana anterior (esperando ver salir a escena a Suidakra), puse de nuevo el despertador para ver POR FIN a los vikingos de Düsseldorf. Una vez más, pude agarrarme a la valla, desde donde ya se empezaba a ver como los pipas instalaban adornos celticos rojos y dorados, y una especie de duendecillo/monete/bicho gracioso cerca de un bafle... Esta vez eran ellos, sin duda.


Ya con los músicos sobre el escenario, asumimos que la simpatía de los miembros de la banda es una de las bazas de su directo, debido entre otras cosas a que el mismo Arkadius contestaba personalmente desde su posición a todos los fans que le gritaban, ya fueran piropos o insultos xD En cuanto al show, decir que desde que abrieron con "Wartunes" disfrutaron de un sonido muy nítido y bien ecualizado, bordando temas como "Dead Man′s Reel", "Gates of Nevermore", y la traca final, constituída por "Shattering Swords" y "The IXth Legion", canciones con las que acostumbran a despedirse."

¡¡Gracias Pove!! Fue luego cuando fuimos a ver a RAGE cuando me dijeron que las dos bandas de viking mañanero habían estado cojonudas. Aunque en ese momento prefería centrarme en la actuación de Peavy, Victor y André, que celebraban en la sagrada tierra de Wacken su vigésimo quinto cumpleaños como banda (aunque bien es verdad que de los miembros originales queda solo uno). Se centraron mayoritariamente en sus últimos diez años de historia, dejándose en el tintero temazos de la época del "Black In Mind", aunque supieron elegir bien las canciones.




No obstante, durante la hora que tocaron se dedicaron a sacar diversos invitados, que por muy lujosos que fuesen, no son de Rage. Hubiera molado que sacaran a uno o a dos, en una o dos canciones, pero no que pareciese un concierto de versiones. Los elegidos fueron Hansi Kürsch, que estrenaba look, al menos para mí (y he de añadir que con el pelo corto parece un psicópata); Jen Majura (una cantante de pop-rock alemana), Schmier de Destruction y Eric Fish de Subway To Sally, que tocaba esa misma noche en ese mismo escenario con su banda principal. Las únicas tres canciones que tocaron sin compañía fueron la primera, "Carved In Stone", "Higher Than The Sky" y "Soundchaser", que sirvió para cerrar. Un concierto del que me esperaba más, pero que no decepcionó, aunque me hubiera gustado verlos íntegros.

Setlist:

Carved In Stone
Higher Than The Sky
(aparece Hansi Kürsch y les acompaña durante)
Set The World On Fire
All I Want y
Invisible Horizons
(Se va Hansi y aparece una tal Jen Majura, que les acompaña durante)
Lord Of The Flies y
From The Cradle To The Grave
(se va la tía esa y aparece Schmier de Destruction, que les acompaña durante)
Prayers Of Steel
Suicide y
Down
(Se va Schmier y aparece Eric Fish de Subway To Sally para ayudarles con)
Gib Dich Nie Auf
(Y POR FIN se quedan solos para terminar con)
Soundchaser


A partir de entonces el plan consistía en irse al Wackinger a comer y volver para ver el final de TESTAMENT, empezar a ver Heaven Shall Burn y mudarnos al party a ver Borknagar. Como ya escribí en su momento, el Wackinger mola demasiado, así que cambiamos la actuación de los californianos por otra jarraza de fría Franziskaner y un rato admirando las majaderías medievales del poblado vikingo.


Volvimos al recinto para ver cómo HEAVEN SHALL BURN guiaban a sus espectadores hacia sus letales circle pits; eran tan grandes que uno de ellos rodeó la torre de sonido del Black Stage. Vimos las dos primeras, "Endzeit" y "Behind A Wall Of Silence" y nos trasladamos al otro escenario.


Lo cierto es que me quedé con ganas de más accíon, pero bastante había tenido ya con Amon Amarth el día anterior como para meterme ahora en otro torbellino de hostias... En el Party por su parte se estaba bastante tranquilo. Vintersorg y sus BORKNAGAR ambientaban debidamente la hora de la siesta con su Black-suave/progresivo (os aseguro que es la manera más certera de catalogarlos).


Que por cierto, me encanta como los estilos progresivos aprovechan a sus bajistas. El de Borknagar en particular esgrimía un misil de ocho cuerdas, y doy fe de que sabía utilizarlo. Entre los temas elegidos para seducir al público wackeniano se podían oir bastantes pertenecientes a la etapa en la que I.C.S. Vortex ejerció de vocalista, osea, de los discos “The Archaic Course” y ”Quintessence”. La correcta interpretación de esas líneas vocales, que más que melodías parecen montañas rusas (van de lo más agudo a lo más gutural), me demostraron que Vintersorg poco tiene que envidiarle al ahora ex-bajista de Dimmu Borgir, aunque me faltó una de mis favoritas, que es “Colossus”.




Todo hubiera sido perfecto de no ser por el deficiente sonido, pues el bajo se merendaba a la guitarra. Fue ese volumen variable de los instrumentos el que también confundió al cantante, que según lo que he leído luego en los fotos se fue guiando por las melodías de teclado. Pese a todo, este grupo era para mí (junto a Nervecell) una de las golosinas de esta edición, y el sabor de boca que me quedó fue el de una golosina precisamente: bastante dulce.

Setlist:

Ruins Of The Future
Gods Of My World
Oceans Rise
Universal
Inherit The Earth
The Black Token
Future Reminiscence
Ad Noctum

Tras esto, nos tomamos un descansillo (a saber dónde[ENLAZAR FOTO] xD) y luego… En fin, ¿cómo te sentirías si fueran a evacuar la tierra y te dieran a elegir entre salvar a tu padre o a tu madre? Una sensación parecida es lo que sentí cuando la pésima planificación de horarios me obligaba a escoger entre IN EXTREMO y PAIN.



El modo de actuar elegido no fue ni más ni menos que el mismo que con Heaven Shall Burn y Borknagar, aunque esta vez nos pesó en el alma dejar al último unicornio (traducción literal de “Das Letzte Einhorn”, que es como se hace llamar el frontman de In Extremo) y a sus artistas con la palabra en la boca. Una verdadera pena porque había un ambiente inigualable, directamente proporcional a la densidad de gente, y es que esta banda atrajo en su mayoría a compatriotas, y de eso en Alemania hay millones. Nos emocionamos con las alegres “Sieben Köche” y “Frei Zu Sein”, y esquivando a una excitada muchedumbre que ya empezaba a corear la preciosa “Vollmond”, nos fuimos a verle la cara al señor Tägtgren, dos escenarios más a la derecha.

Accedimos fácilmente a las primeras filas, y desde allí atendimos a todo lo que decía el lunático que había tras el micrófono. Llegamos bailando “Suicide Machine” y después los temazos se fueron sucediendo los unos a los otros. Las pegadizas “Nailed To The Ground” y ” Zombie Slam” no tardarían mucho en hacer vibrar al eufórico gentío; aunque aquello no se transformó del todo en una rave hasta que empezó "On And On”, la canción garrula por antonomasia. Me decepcionó un poco que utilizasen samplers en directo en vez de contratar a algún teclista y/o dj eventual, o algo por el estilo para que se encargara de las partes más “electrónicas” (los sintetizadores, los ruidos raros, las partes bakalas…), pero desde luego no fue razón para aguar la fiesta.


Teniendo en cuenta que Peter sólo se reúne con el resto del grupo para hacer giras (recuerdo que este hombre se encarga de TODOS los instrumentos en los discos de estudio de Pain), es admirable como estaban de compenetrados sus ocasionales compañeros, bautizados por él mismo como “Brazo Derecho” el batería, “Pierna Izquierda” el guitarra y “Pelotas” el baterísta. Él se autoproclama como el “Cerebro”, con mucha razón por cierto. El muy bribón además se dedicaba a cambiar partes de algunas canciones, cantándolas con los característicos growls que le han servido a lo largo de la historia para dejar su sello en formaciones tan míticas como son (entre muchíííísimos otros) su banda principal Hypocrisy; o en los celebérrimos Bloodbath durante los años que pasó entre sus filas.


Ya en torno al final, anunció que la siguiente canción iba dedicada a todas las mujeres del público, a lo que siguió el primer riff de “Bitch”, una canción “romántica” en cuya primera estrofa dice algo como “sé mi cachorrita y lame mi erección, saborea mi zumo […]” mientras que el estribillo exclama “quiero tu sexo y no tu amor, ¡ZORRA!”… Luego aclaró que se trataba de una broma (menos mal xD). Lamentablemente, el concierto llegaba a su fin de la mano de “Shut Your Mouth”. Como no, faltó tiempo para tocar “Bye/Die”, “Have A Drink On Me” o la versión de “Eleanor Rigby” de los Beatles, pero una hora no da para más… Pese a esto, fue uno de los mejores, si no el mejor concierto, de este Wacken 2009, que si bien se les quedó pequeño el Party Stage, supieron darle sentido al nombre del escenario.

Setlist:

I'm Going In
Monkey Business
Suicide Machine
Dancing With The Dead
Nailed To The Ground
Zombie Slam
End Of The Line
Don't Care
On And On
Same Old Song
Bitch
Shut Your Mouth

Ahora me arrepiento de no haber sido más curioso antes de ir hasta Alemania y perderme a VOLBEAT, unos daneses que allí en el norte brillan con luz propia, y que tocaban en el True un cuarto de hora después de que Pain acabasen su trabajo. Se trata de una banda que mezcla metal, rockabilly, punk… Un estilo un poco raro, pero que mola un huevo. Yo los empecé a escuchar después del festival y no hay grupo en esta edición que me doliera más no ver. Eso sí, fue por una buena razón, y es que tras el fiasco de las firmas de Gamma Ray nos fuimos a hacer cola como unos campeones al Meet & Greet de Pain, esta vez con una hora de antelación, y con erótico resultado:


La putada fue que, tras esa hora que estuvimos esperando, por fin empezó a avanzar la cola, que también tardó, y entramos de los últimos… Esto quiere decir que también nos perdimos la mayor parte de MACHINE HEAD, que según las malas lenguas, fue el mejor concierto de todo el festival, en el que se formó el circle pit más grande de esos tres días… Tras sacar la instantánea de rigor con tan magno artista fuimos corriendo a ver si pillábamos un buen sitio para ver a los de Rob Flynn, pero estaba la cosa imposible, así que nos fuimos al party aunque fuera a ver un poco de ENSLAVED...


... Aunque no tardamos mucho en darnos por vencidos y andar exhaustos hacia el camping para empezar a hacer el petate. Luego fuimos en masa a ver el desinflado show de KORPIKLAANI (que además no se oía una puta mierda porque SAXON no habían terminado todavía de tocar en el True, solapándose así el sonido de ambos); y más tarde a mantenernos en pie, medio durmiendo, intentando atender al también soporífero recital de SUBWAY TO SALLY, que son popularmente considerados como los clásicos que clausuran el festival con broche de oro...


Pero bueno. Cogimos nuestras cosas, las subimos al autobús y para casa. Nos valimos de los patés que quedaban para abastecernos durante la vuelta. De esta etapa no hay demasiados puntos reseñables, con permiso de los walls of death en las estaciones de servicio, el proyecto Diógenes (en la foto) y de ese precioso escupitajo cuyo origen estuvimos discutiendo durante todo lo que duró esa parada en concreto.


En conclusión: como todo en la vida, la ilusión y la intriga de la primera vez son sensaciones irrepetibles, por lo que no disfruté el festival de la misma manera en que lo hice la vez anterior. Al principio todo me parecía un gigantesco déjà vu: el mismo autobús, el mismo recorrido, la misma Ámsterdam… Era todo como muy rutinario, como que sabía todos los pasos que íbamos a dar y por dónde. Además cuando llegamos allí estaba todo en el mismo sitio, en las mismas colinas incluso que el año anterior. Pero fue el momento en el que fuimos a tomar la primera jarraca de franziskaner, al lado del Wet Stage… El primer día, cuando todavía no había conciertos en el recinto grande.


Nos sentamos en un trozo de césped al lado de una valla que cortaba el paso, pero tras ella se podían apreciar con total claridad las faraónicas dimensiones de los escenarios principales, a medio kilómetro de distancia, un medio kilómetro plagado de verdes prados que en unas horas sucumbirían a setenta mil pares de botas… Cuando esa imagen entró por mi retina me invadió la misma sensación de insignificancia que experimenté el año anterior cuando entré por la puerta del recinto y vi… Eso.


Una sensación que, sin duda, vale la pena repetir una y otra vez, pues es una de esas veces en que la vida te recuerda que hay unas pocas cosas, y en este caso, unos pocos sitios, que están hechos para tí. Después de haber asistido dos veces al festival, cuesta mucho creer que haya gente en el mundo que no sepa que existe algo tan enorme, y lo que es peor: que haya quien condene el heavy metal sin saber siquiera que este lugar, su templo, hace realmente feliz a las personas que lo visitan. Sólo quiero decir que es precioso el hecho de que exista un pueblo en el mundo, en el cual, durante una semana la música suponga un vínculo y una excusa para que todos los allí presentes se lleven bien y disfruten de su estancia en lo que para mí se ha convertido en una efímera versión anual del paraíso, a un módico precio claro xD


De nuevo agradezco a Valkyria que nos brinde la oportunidad de hacer nuestros sueños realidad (este año volvemos, ¡¡y en mayor número!!), y a vosotros mis queridos lectores, desde los cafres que veo todos los fines de semana hasta aquellos que se acercaron a mí en el autobus preguntando si era yo "el del blog"... La de gente que me dijo "pues yo no he traido botas, ¿pasa algo?" en tono vacilón... No sabían a dónde iban, y mira que se lo advertí xD Bueno, espero que os haya gustado este tochaco. Más vale tarde que nunca ¿no?

Y sobre todo muchas gracias a las fotos de W:O:A Gallery, Festivals2go, Guillermo, Vicky, Chema, sin ellas no hubiera sido lo mismo. Aunque las mías siempre les pegarán mil patadas a las vuestras xD

Saludos a todos! y ya sabéis dónde encontrarme ;)

1 comentario:

Loudmouth dijo...

OMG qué zorro! Tienes una foto con Pain/Hypocrisy frontman! Veo que en vivo y en directo su parecido con Johnny Depp disminuye un poco, pero da igual! Zorro!xDDD