¿Saben lo que me saca de mis casillas?(I): El autobus

Hace casi tres años empecé Arquitectura Técnica en Cartagena. En un principio rechacé la idea de meterme en un piso de estudiantes (cosa que espero que cambie el curso que viene) y tomé la decisión de ir y venir todos los días. A día de hoy estoy hasta las pelotas, no por el hecho de tirarme dentro del autobus un tiempo que podría estar aprovechando durmiendo o algo por el estilo (que también), sino por el contacto humano, que es bastante alienante. Me dispongo a describir una serie de situaciones que odio que se den, en forma de dedicatoria a aquellos que las provocan:


AL QUE VA DELANTE EN LA COLA DE LA TAQUILLA

Son las ocho menos cuatro minutos de la mañana, hace frío y la gente ha tenido que madrugar. Algunos incluso han tenido que coger un bus local para llegar hasta esa cola. Lo más peliagudo es que ahora quedan apenas tres minutos para que ese autobus que estás mirando, el del andén 16, parta hacia su destino, por lo que te obligaría a tomar el de ruta o en su defecto ese otro que sale media hora después. Lo único que te faltaba es que a dos minutos de embarcar, un gilipollas que va dos puestos por delante de tí se ponga a preguntar sobre los horarios de Murcia a Warrensburg (Missouri) ahí y no en la taquilla en la que pone "INFORMACIÓN"; eso si no se saca un bono de veinte viajes con billetes sellados a mano uno por uno... Sería curioso que luego el autobus en donde ese retrasado se ha subido y tú no cayese en alguna cuneta del puerto de la cadena...


AL QUE VA DELANTE SENTADO

No tengo uno sino 2 fémures, y que reclines tu asiento hacia atrás no ayuda a que mis queridísimas rodillas viajen sin miedo a un frenazo repentino en el que se puedan ver dolorosamente fracturadas. Así que desde aquí aprovecho para decirte, imbécil de los cojones, que te vayas a tu puta casa y te enseñen modales. Que yo sepa siempre pido permiso antes de molestar a alguien que vaya en el asiento de atrás, ¿¿por qué no haces tú lo mismo?? Antes a lo mejor, en la recién acabada era de los autobuses con el logo de G.G. en amarillo... Eso sí que eran buenos tiempos, en los que uno podía estirar las piernas sin reparo... Pero ahora hay que sentarse detrás de ESTÚPIDOS.


A LA MANCHA DE GRASA DE LA VENTANA

Este no se lo dedico a nadie, ya que nadie es culpable de caer dormido durante un trayecto en autobus, pero a partir de ahora "nadie" seguro que se lo pensará dos veces antes de elegir ventana en lugar de pasillo... ¿Nunca os habéis encontrado en la ventana la marca de un grasiento viajero? ¡por Dios! ¡si ese hombre fuera un asesino su identidad estaría vendida! no tendrían más que verter algún tipo de masilla y sacar el molde de su frente, su ceja, e incluso a veces su mejilla...


A LOS QUE TIENEN PRISA

Os explico: en Cartagena hay dos campus, el de Alfonso XIII y el de la muralla, ambos a escasos 5 minutos de la estación de autobuses; esta, por su parte, tiene un extraño diseño circular que obliga a todos los vehículos entrantes a rodearla por completo, pero no por ello frenan los autobuseros. Entiendo que haya gente que vaya allí para trabajar y/o que tenga que tomar un autobus local, de los que no te esperan... ¿Pero y los estudiantes? ¿qué coño hacéis levantandoos nada más salir de la autovía?, ya que estudiáis carreras que contienen alguna que otra asignatura de física, ¿no sabéis que hay una cosa que se llama fuerza centrípeta y que al entrar en esa condenada estación os váis a estrellar contra las ventanas?... La gente es que es estúpida...


A LOS QUE VAN AL CAMPUS ALFONSO XIII POR EL CAMINO PELIGROSO

Estimados estudiantes matriculados en cualquiera de las múltiples carreras que se cursan en el campus de Alfonso XIII y carentes de lugar de residencia en Cartagena: el ser humano siempre se ha caracterizado por querer ir un poco más allá. Gracias esta necesidad irrevocable de superarse con cada logro hallado, el hombre ha llegado hasta límites insospechados, pues ¿quién diría que esos homínidos prehistóricos evolucionarían y se transformarían en la forma de vida que ha logrado propulsarse hacia el espacio exterior?

Quiero decir con esto que sois unos conformistas: cada mañana os levantáis pegando un salto de vuestro asiento y salís despavoridos del autobus para luego caer en el embrujo de esa cosa que se inventó un inglés, ya que la gravedad queridos amigos empuja a estos individuos por el tramo más descendente (y aparentemente más corto) de la calle Capitanes Ripoll, llegando a parar así a un cruce totalmente suicida.


Ver mapa más grande

Digo esto porque estuve estudiando el semáforo durante un año y medio y llegué a la conclusión de que si lo cruzabas a paso normal te encontrabas los dos siguientes (situados en la avenida de América) en rojo; sin embargo, si lo cruzabas corriendo en el mismo momento en que se pone en ambar tenías la posibilidad de encontrarte los dos siguientes en verde... Pero desde luego pasar ese semáforo en rojo era un completo suicidio puesto que se trata de una de las principales vías de acceso a Cartagena.


Ver mapa más grande

Debido esta prisa por ser el primero en llegar a clase, soy yo el que se levanta el último de ese putrefacto asiento; sin embargo soy el que más tranquilo va y el que antes llega. El hecho de desembarcar allí unas cuatro veces a la semana (de media) me hizo descubrir hace más o menos un año que si en vez de recorrer el camino que frecuentan todos los estudiantes borreguiles todas las mañanas con prisa, te vas en su lugar por el cruce que hay enfrente de la escalera de entrada a la estación, rodeas la redonda y sigues por esa acera, podrás observar a lo lejos (a la altura del tercer cruce que tendran que hacer ellos) cómo todos aquellos ex-pasajeros están aún esperando a que se ponga en verde el cruce suicida. Puede que me ruta sea más larga, pero es más rápida; y además los cruces que yo atravieso no suponen un peligro mortal... Así que por favor, APRENDED.


A LOS QUE TENGAN GANAS DE HABLAR CONMIGO EN EL AUTOBUS

Estooo... Vamos a ver, yo en el autobus quiero dormir. Así que, querido compañero de clase con ideas diferentes a las mías o querido amigo de amigo de amigo de amigo de amigo de amigo: El día que no esté realizando el trayecto de Murcia a Cartagena o de Cartagena a Murcia significará que estoy haciendo un viaje de placer. Mientras tanto piensa que estoy pagando por ir o venir de una localidad que está a más de 5o kilómetros de mi casa para estudiar una carrera que está quemando mi paciencia, que no me da frutos, en la que la gente que no me conoce me rehuye, en la que TODOS y cada uno de los profesores nos hacen la vida imposible a nosotros, desilusionados e ingenuos estudiantes... ¿Crees que me queda algún puto resquicio de energía para escucharte?

Y por otro lado: querido colega que apenas veo y con el que espero coincidir... Espero con ansia una conversación interesante antes de subir o ya en el asiento, ya que como persona que soy seguiré aportando mis réplicas para que esa agradable discusión continúe a menos que el sueño me pueda.


A LOS GARRULOS QUE LLEVAN LA MÚSICA DEL MÓVIL A TODA HOSTIA

MORÍOS. La evolución estaba de vacaciones cuando fuisteis concebidos, vosotros y la puta música que me taladra a mí, confeso seguidor de Brutal Death Metal, mi amado y venerado oido.

Al que va solo: colega, no creo que vayas a hacer muchos amigos alborotando con esa mierda, como mucho vas a conseguir que la gente normal quiera pronunciarse en contra del derecho que tienes a conservar tu maldita cabeza.


A los que van en grupo: pequeños aprendices de delincuentes, padawans de gitanos, si iendo solos vosotros y vuehtro arte ya deseo que os aborten para adentro imaginaos si vais en grupo. Porque una cosa es sentarse al fondo a liarla, pero deleitar a tus amiguicas "sha_morenika_16" y "yoli_tkm_mi_shuliko" con tus dotes artísticas al cantar la canción de Física o Química es algo que puede conmigo...


CONSEJOS PARA VIAJAR COMODAMENTE EN UN AUTOBUS DE LYCAR (EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE)

Así que, dicho esto, os recomiendo que hagáis como yo y tengáis en cuenta los siguientes factores a la hora de disfrutar de un apacible viaje en esa MIERDA de autobuses:

1.- Elige el asiento que da al pasillo, así harás que el pasajero que vaya delante de tí pueda reclinarse, ya que hay un 90% de posibilidades (no comprobado, aunque por ahí van los tiros) de que se siente en el lado de la ventana. No sé, se ve que sienten más protegidos ahí.
Además lo más seguro es que la gente que se suba después de tí al bus ni se moleste en realizar el esfuerzo de pedirte que te hagas a un lado cuando comprueben que no pueden acceder directamente al lado de la ventana: la vergüenza podrá con ellos. Otra ventaja es que estás reservándote dos asientos para tí sin quedar tan mal como las marujas gordas amargadas que se sientan en el lado de la ventana y ponen el bolso en el lado del pasillo para que sus ilustres tobillos hinchados vayan lo suficientemente anchos.

2.- Evita el asiento roto a toda costa: comprueba el lugar donde te vas a sentar, ya que puedes tener la mala suerte de que te toque a tí el asiento chungo. Si te resignas el viaje se te hará bastante más largo, te lo aseguro.

3.- Procura no tomar el bus a horas puntas. A las 9:30 por ejemplo he ido varias veces únicamente acompañado de un par de pasajeros más sentados en el extremo opuesto del vehículo. Bueno, ahora que lo pienso los horarios de clase no los elegimos nosotros... Pero bueno, si puedes, ¡¡evita las horas puntas!!

4.- Siéntate en la parte central-final del bus... Eso a menos que quieras ser incordiado por las viejas de las primeras filas, o estar sujeto a la posibilidad de que los maleantes del final te dirijan la palabra... Sin contar con los lunáticos que se ponen cerca de la puerta para salir antes...



¡¡Quiero un piso ya!!

3 comentarios:

Karhunkynsi dijo...

xDDDD

Me lo he leido de principio a fin así que me debes como mínimo una cerveza jeje, está muy currado ya echaba yo de menos una entrada en un blog (de los que frecuento)interesante y NO-altamente-pedante xDDD

mejórate

Daikrieg dijo...

Muy bueno, muy bueno, suscribo totalmente. Escribes de vez en cuando pero bueno, ¿eh?

Azrael dijo...

joe, qué mundos más distintos son los autobuses de ruta y los urbanos (39A, más concretamente). Y no digo ni por asomo que los 39A sean mejores...