"Alicia en el País de las Maravillas" de Tim Burton


Personaje o personaja de aspecto angelical es reprimido/a por sus padres o por la sociedad, en cuyo momento de máxima negación se encuentra con un oportuno portal interdimensional que lleva curiosamente a un mundo de fantasía en el que una legión de simpáticos animalillos parlantes le esperan para que combata el mal que amenaza su pueblo. Durante la película, el/la protagonista tiene uno o dos encontronazos con el malo malísimo hasta que por fin se enfrenta a él en una batalla final la mar de vistosa. Por supuesto, ganan los buenos y nuestr@ protagonista se despide de sus peludos amigos y regresa al momento exacto de su partida, en dónde se armará de coraje y se enfrentará a los problemas que antes le sobrepasaban.

Esa sería la plantilla del guión más utilizado por la industria Disney. Todos decíamos "¡¡Caray, Tim Burton va a dirigir su propia versión de Alicia en el país de las maravillas!!", pero a mi ver lo único que tiene de Tim Burton es la sempiterna presencia de su marida (Helena Bonham Carter) y Johnny Depp, y la oscuridad de los paisajes. Los escenarios, al igual que los efectos especiales, los personajes, los planos en 3D, rozan la perfección, técnicamente hablando. Pero quienes vayan buscando una adaptación de los libros se pueden ahorrar el dinero de la entrada. Mis fuentes, personas que terminaron de leérselos horas antes del estreno, aseguran que tan solo tienen en común el contexto, pero la historia se la han sacado de la manga. O si no, ¿qué coño es eso del día gloricioso? quién me iba a decir a mí que iba a ver a Alicia decapitando un dragón en una peli de Disney...

Espectacular, sí, pero me esperaba un mundo delirante lleno de acertijos y paradojas que enredaran la mente del espectador, y me he topado con un remake simplón de "Lás Crónicas de Narnia" pero con el cielo nublado y en el que hablarían las ladillas si les permitiesen salir a escena. Por lo menos consiguieron que hubiera algo delirante, que son la liebre y las leyes de la física, ya que si el vestido de Alicia hubiera cedido cuando se bebe la poción que le hace crecer cuatro metros de golpe hubieramos presenciado un espectáculo en condiciones... Sin embargo le dura casi toda la película, por lo que podría haberse llamado "Alicia en el país de las enaguas infinitamente elásticas". Algo así como los calzoncillos del increíble Hulk, pero en plan colonial xD

Y eso, que todo el mundo habla de la película y no es para tanto. He dicho.

3 comentarios:

Gorzas dijo...

+1, me pareció una tomadura de pelo aburrida. Los efectos muy buenos y tal, Jhonny Depp y Helena Bonham Carter resultan graciosos y FIN.

Por cierto, todo el mundo habla... pero precisamente buenas críticas no está teniendo. ¿Eh?:

http://www.rottentomatoes.com/m/10009599-alice_in_wonderland/

52% en Rotten Tomatoes, la crítica la ha vapuleado :S.

Loudmouth dijo...

xDDDDD Hombre, no es el peliculón de su vida, pero a mi me entretuvo bastante. También te digo que iba preparada para lo peor y advertida de que no seguía el libro...

Azrael dijo...

Joder, cada vez se me quitan más las ganas de ver la peli...